Mala nota

Los contenidos curriculares se alejan cada vez más de las necesidades del mercado laboral.

La educación tiene muchas variantes sobretodo pensando en el estado actual de las intercomunicaciones y las nuevas -cada vez más viejas-, tecnologías. La aldea global es cada vez más pequeña.

Ya no basta con los tradicionales contenidos curriculares de las ciencias “duras” y las sociales. Cada vez más carreras, más tecnicaturas, más especializaciones atomizan y multiplican el abanico de conocimientos que los educandos deben tener.

En ese sentido, la educación financiera en Argentina como una rama educativa importante para poder manejarse en el mundo de hoy, deja bastante que desear. El país se ubica por debajo de la media global del 33% de adultos que comprenden conceptos financieros básicos según se desprende de la Encuesta Global de Educación Financiera de Standard & Poor´s.

Para que una persona pueda tomar decisiones, es necesario tener conocimiento sobre el tema. Eso significa saber cómo funciona el dinero, de que manera se administra y dónde se puede invertir. Todos estos conceptos son herramientas claves que conforman lo que se entiende por educación financiera y que forman parte de la estructura productiva.

Tal conocimiento incluye productos financieros, conceptos y riesgos con el objetivo de detectar riesgos, oportunidades y posibilidades de inversiones o hasta un mínimo entendimiento de cómo armar plan de administración doméstico.

Hoy en día, con el grado de intercomunicación que existe, es más factible encontrar a un adolescente hablando de pagar productos con Bitcoins, o incluso cobrar por dar clases a través de la Red con ese mecanismo, o que esté familiarizado con sitios como forexargentina.org a que un adulto comprenda siquiera que existen transacciones que no esten bancarizadas.

Instrumentos como dinero virtual, billetera virtual, Bitcoin, Startup, Forex y opciones binarias que para los adultos resultan poco menos que incomprensibles y -paradójicamente-, para los más chicos resultan familiares por el contínuo acceso a internet, forman parte de de los conocimientos básicos para entender cómo funciona el mundo en esta era tecnológica.

 

 

Compartílo

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Enteráte antes!